CRÓNICA DE UN VIAJE A LUESIA

 

IMG_6940RECUERDOS DE LOS ALUMNOS DE 2ºF

El pasado martes 28 de marzo de 2017, 40 alumnos del IES La Azucarera nos despertamos con unas extrañas ganas de venir al instituto.

Habíamos estado varias semanas preparando esta salida a Luesia, el pueblo de las tortas de manteca, situado en las Cinco Villas.

En el autobús vivimos muchas aventuras divertidas como escuchar los cánticos medievales de la directora y los profesores, o el impacto de una piedra en el cristal del autobús que provocó una grieta en el parabrisas. Una hora y cuarto después, llegamos a nuestro destino: Luesia.

Al llegar, almorzamos en el pabellón que amablemente nos cedieron el ayuntamiento y las gentes del pueblo; además, uno de nuestros profesores es de este lugar por lo que nos trataron de maravilla. Después, nos pusimos nuestros disfraces medievales que llevábamos semanas preparando.

Subimos a la base del castillo y allí nos recibieron los niños del CRA Los Bañales, la pequeña escuela de Luesia, con un baile medieval que habían trabajado muy bien. Les aplaudimos mucho, hicimos las presentaciones y juntos subimos hasta el castillo. Entre todos habíamos preparado una mañana llena de diversión, jolgorio y actividades interesantes.

Ya en el castillo, los especialistas volaron los drones y pudimos ver las imágenes que tomaban desde el cielo en una pequeña pantalla. Así, recogieron fotos del castillo para nuestro proyecto. A continuación, subimos entre todos los instrumentos musicales que habíamos llevado desde el instituto; mientras los preparábamos, los niños del colegio nos explicaron muy bien las partes del castillo y pudimos aprender muchas cosas e imaginar cómo era antes. Después interpretamos dos canciones medievales con los instrumentos y leímos tres poemas medievales relacionados con el lugar en el que estábamos. Los niños también interpretaron unas canciones con la flauta

A continuación, nos dispusimos a grabar el Maneequin Challenge que llevábamos días preparando; nos organizamos por oficios medievales (los herreros, las vendedoras, los guerreros, las mazmorras y los armeros) y nos dispusimos estratégicamente a lo largo de todo el espacio para que la grabación quedara lo mejor posible. ¡Y lo conseguimos a la primera! El resultado fue espectacular.

Bajamos entre todos los instrumentos y ya de nuevo en el pabellón tuvimos un rato para comer y jugar con el balón, hacernos fotos o disfrutar del buen día que hacía en el parque.

Para terminar la jornada, hicimos una visita turística por el pueblo. Visitamos las escuelas que eran pequeñas. Tenían dos edificios y los alumnos estaban mezclados por niveles (Infantil, 1º y 2º de Primaria por un lado, y 3º, 4º, 5º y 6º de Primaria por otro); su sistema educativo parecía distinto al nuestro, aprendían unos de otros y se llevaban muy bien aunque solo fueran 13 alumnos. El pueblo era muy bonito y conservaba su estructura medieval. También entramos a una iglesia que ahora es un museo y conserva reliquias de hace varios siglos. Lo mejor fue al final, cuando todos fuimos a la panadería del pueblo y compramos las famosas tortas de manteca para llevarnos a casa un suculento recuerdo.

En el viaje de vuelta al entrar en el autobús, hacía mucho calor y el conductor puso tan fuerte el aire acondicionado que al final terminamos todos medio helados. Fue un viaje tranquilo porque todos estábamos bastante cansados y mucha gente se durmió. Aun así, cuando llegamos todos teníamos una estupenda sensación: el día había sido fantástico y nos dio tiempo para reflexionar y darnos cuenta de que el patrimonio de Luesia es muy importante y que entre todos deberíamos cuidarlo, protegerlo y darlo a conocer.

Anuncios

JUEGO: EL Rey de Luesia

  • El objetivo es desarrollar la imaginación y la expresión personal.
  • Está dirigido para alumnos de Educación Infantil.
  • ¿CÓMO JUGAR?:    Se reparten varios dibujos (fotocopias) de un mismo personaje inacabado, cada participante ha de terminarlo cada uno a su manera, añadiendo algún elemento e imaginando una situación concreta. Se puede resolver con un simple rotulador negro o bien “a tope” (con collage, recortando elementos de revistas, con Photoshop, haciendo fondos… con pinturas)

    Han de acompañarlo de una frase que explique de alguna manera la escena ( mejor que rime). La frase debe comenzar con El Rey de Luesia…

 Ejemplos:

El rey de Luesia  está   cansado,  trae un……….en la mano.

El rey de Luesia  ha llegado, trae un……….en la mano.

El rey de Luesia está atontado, se ha traído el sombrero equivocado.

El Rey de Luesia tiene hambre, se ha traído un bocata de fiambre.

El Rey de Luesia está de revancha, dice que ahora me toca a mí la plancha.

El Rey de Luesia trae unos globos, le miramos como bobos.

El Rey de Luesia está emocionado, ha jugado a las cartas y ha ganado.

El Rey de Luesia está emocionado, ha jugado la Champión y ha ganado.

El Rey de Luesia está emocionado le han traído un dron y le ha gustado.

El Rey de Luesia está de suerte…..está asustado… está enamorado, trae   …….en la mano.

El Rey de Luesia me ha engañado, trae un…….en la otra mano.

Se exponen los trabajos y cada uno lee su frase o pide colaboración para conseguir una buena frase que de sentido o de mayor interés  a su dibujo. Al final se puede hacer una votación para ver cuál es el que más ha gustado.